Asociación Civil El Aula de los Sueños
 
Aulas Hospitalarias de Venezuela

- Región Occidental [ 4 Aulas]

Hospital de Especialidades Pedi
Dirección:
Maracaibo, Estado Zulia
Nombre del Aula:
Zona Educativa del Estado
Personal:
Foto1
Directora
:
Adriana Hernández

Subdirectora
:
Yelitza Núñez

Trabajador Social
:
Madelin Morales

Psicólogo
:
Dalila Negrón y María Auxiliadora Montenegro

Personal Docente:
Tibisay Suárez, Cindy Rodríguez, Luisa Ferrer, Mary García, Elianeth Terán, Nahil Parra, Liliana Aular, Oleida Vera, Maria Zuleta, Wisleina Negretti , Mildred Vargas , Elena Garcia, Coromoto Rincón, Benedicto Mármol
Promedio de atención de niños:
-
Años de funcionamiento :
Tres Años
Contactos:
Para mayor información puedes comunicarte al 0261-3005077
Correo Electrónico aulashospitalarias@espediatricas.com
Otros Datos de interés:
foto2El servicio de Aulas Hospitalarias del Hospital de Especialidades Pediátricas, depende del Ministerio del Poder Popular para la Educación , su objetivo primordial es brindar al niño hospitalizado atención durante su estadía, para ayudarle a superar su permanencia dentro del hospital, aprovechando su tiempo libre, ayudándolo a compartir su experiencia con otros niños y garantizando su inicio, prosecución y culminación escolar. Este servicio se inicio el 29 de octubre del 2004, Como iniciativa de la Unidad de voluntariado de la Fundación Hospital de Especialidades Pediátricas, en pro de brindar una atención integral a los pacientes de nuestra institución, el servicio cuenta con un personal especializado en los diferentes niveles y modalidades del Sistema Educativo Venezolano que incluyen Educación Inicial, Educación Básica y Dificultades en el Aprendizaje

VISIÓN

Ser un servicio modelo de Aulas Hospitalarias en atención escolar e investigación con alto grado de responsabilidad y profesionalismo, apoyados en los medios tecnológicos para brindar el ingreso, prosecución y culminación escolar a los niños, niñas y adolescentes hospitalizados

MISIÓN

Brindar atención educativa integral mediante estrategias, técnicas, formativas y organizativas necesarias para crear el espacio de aprendizaje y apoyo a los niños, niñas y adolescentes hospitalizados como medios para superar barreras de aislamiento, garantizando su continuidad en la educación integral- formal atendiendo a las líneas de acción contempladas en las Políticas Educativas de la Modalidad de Educación Especial.

OBJETIVO GENERAL

Propiciar experiencias educativas, afectivas y sociales que contribuyan al desarrollo integral de los niños, niñas y adolescentes hospitalizados.

Las oficinas del servicio de Aulas Hospitalarias de la Fundación Hospital de Especialidades Pediátricas, están ubicadas en el segundo piso del edificio de investigación y docencia .En la unidad de rehabilitación se designó un espacio que funciona como aula de clases, En tercer, cuarto y quinto piso, las áreas de juegos de la fundación, son utilizadas también como aulas de clase. Según las necesidades de los pacientes estos pueden ser atendidos en sus habitaciones.

Se atiende un promedio aproximado mensual de 160 niños, niñas y adolescentes hospitalizados en las áreas de Oncología, Rehabilitación, tercer y cuarto piso respectivamente.

Información incorporada el: 06-02-2007


Hospital de Especialidades Pediátricas
Dirección:
Maracaibo, Estado Zulia
Nombre del Aula:
Unidad de Voluntariado de la Fundación H.E.P.
Personal:
Foto1 Sra. Enma
Promedio de atención de niños:
Toda la población, tanto ambulatoria como hospitalizada.
Años de funcionamiento :
Aproximadamente 6 años.
Contactos:
A través del 0261-3005019 / 0261-3005079
Correos electrónicos VoluntariadoHEP@hotamil.com , voluntariado@espediatricas.com
Página Web: www.espediatricas.com
Otros Datos de interés:

2MISIÓN

Proveer en la Fundación Hospital de Especialidades Pediátricas, un servicio voluntario de ayuda los pacientes, familias, empleados y visitantes, con el fin de ofrecer apoyo afectivo, recreativo, espiritual y de orientación, en concordancia con la misión general del hospital contando con un personal con experiencia significativa y un alto sentido de compromiso.

VISIÒN

Ser el primer hospital de la ciudad y del occidente del país que cuente con un personal voluntario, con un alto sentido altruista dispuesto a atender y apoyar a los niños y sus familiares durantes su permanencia en el hospital.

OBJETIVOS

•  Complementar la atención medica que presta la institución con loas aspectos afectivos, culturales y pedagógicos.

•  Brindar apoyo voluntario a los pacientes de acuerdo a sus necesidades.

•  Humanizar el proceso de hospitalización, proporcionando entretenimiento y bienestar.

•  Desarrollar programas de ubicación de los voluntarios en pro de satisfacer las necesidades del departamento de los pacientes y sus familiares, de la mano con las habilidades y formación de cada voluntario.

•  Servir como embajador vital entre el hospital y sus pacientes, visitantes, empleados y otros voluntarios.

•  Desarrollar programas de formación continua para el personal voluntario

•  Desarrollar programas formativos para los representantes y familiares en diferentes temas de interés con el apoyo de diversas organizaciones.

•  Proporcionar bienestar a los pacientes y sus familiares a través de los proyectos y programas desarrollados por la unidad de voluntariado

•  Buscar recursos que le permitan al voluntariado otorgar ayudas a los pacientes y sus familias.

•  Desarrollar en los usuarios del hospital un alto grado de compromiso con la institución.

EL CIRCO

MISIÒN

Asegurar una atención multidisciplinaria que contemple la satisfacción de las necesidades, recreativas, educativas, psicológicas y sociales, del niño en consulta y hospitalizado. Proporcionando opciones innovadoras de esparcimiento, juegos y propuestas lúdicas. Planteadas desde un principio creativo.

VISIÒN

Ser referencia nacional e internacional en cuanto a espacios, especiales para el entretenimiento, la cultura y la educación en ambientes hospitalarios.

OBJETIVOS

•  Promocionar un espacio cultural y educativo alternativo.

•  Proporcionar esparcimiento de calidad a través de actividades lúdico-formativas, creativas, educativas y artísticas. Como una alternativa más para ayudar a amenizar las dificultades del niño enfermo, a través del de acciones que favorezcan la expresión, imaginación y la creatividad.

•  Favorecer, a través de un clima de participación e interacción, la integración socio-afectiva de las niñas y niños hospitalizados y en consulta, evitando procesos de angustia y aislamiento.

•  Fomentar la utilización formativa del tiempo libre en el hospital, programando actividades con otros profesionales y asociaciones que desarrollan acciones en el ámbito cultural, recreativo y educativo.

•  Servir como un espacio de inclusión e integrador para los niños y niñas con necesidades especiales que no asisten a la escuela regular.

“El Circo”, realiza actividades de lunes a viernes de 9am a 5pm de tipo recreativas, educativas, deportivas y culturales tales como; Teatro, Títeres, Películas, Cuenta Cuentos, entre otros, las mismas son realizadas con el apoyo de las direcciones de cultura de URBE, LUZ y secretaria de Cultura, así como distintos grupos de entretenimiento como: Balalin Balalan, Tambo Malabares, La magia de la Risa , Títeres la Hormiguita , El mago Marcelo entre otros.

PROYECTOS DE LA UNIDAD DE VOLUNTARIADO

Actividades recreativas y manuales

A través de una planificación minuciosa y asesorada por personal educativo, los alumnos de la labor social brindan diferentes actividades a los niños hospitalizados y en consulta, de forma individualizada en las habitaciones y grupal en los espacios especialmente diseñados en la infraestructura del hospital para la recreación de nuestros pacientes.

Actividades relacionadas con las efemérides

Mes a mes y según las celebraciones planteadas se realizan actividades que fomentan el conocimiento de nuestra cultura y tradiciones, así como también celebraciones festivas como el día del niño, carnaval, navidad entre otras.

Actividades musicales

Utilizamos la música como una de nuestras estrategias en la atención del niño, niña y adolescente hospitalizado y en consulta, tanto desde el punto de vista terapéutico como cultural, a través de presentaciones de agrupaciones musicales de diferentes géneros y estilos.

Actividades Artístico-plásticas

El arte es una forma de expresión y canalización de ideas, sentimientos y pensamientos, ofrecemos diferentes actividades que permitan que nuestros pacientes estén en contacto con distintos tipos de materiales y expresiones artísticas

Actividades religiosas

Dentro de nuestra filosofía de acción damos apertura a cualquier credo y creencia religiosa, es por esto que diferentes agrupaciones. Realizan actividades tanto de carácter netamente religioso y de apoyo familiar, como recreativas.

Dr. Yaso, payasos de hospital

Su propósito es la de realizar una labor social de entretenimiento dirigida a niños, niñas y adolescentes recluidos en los centros de salud públicos y privados, con la finalidad de brindarles espectáculos recreativos, de esparcimiento y distracción, con la perspectiva de estimularles a través de la risa y el humor a superar o mitigar el estrés que supone la hospitalización. Pagina Web www.doctoryaso.com

Circulo de lectura

Nuestra propuesta es utilizar la lectura y la escritura, como formas creativas de autoexpresión, de esta forma ocupamos de manera positiva el tiempo libre del niño hospitalizado, contribuimos en lo posible a hacerle olvidar su aislamiento, reducir el estrés y la ansiedad que origina la hospitalización y, en definitiva, hacer más llevadera su estancia.

Programa de formación de voluntarios

Entre nuestro objetivo está el de formar un recurso humano voluntario, especialmente entrenado para actuar en ambientes hospitalarios, es por esto que tenemos una programación mensual de talleres de formación dirigidos a nuestros colaboradores, que van desde talleres de cuenta cuentos, PNL, inteligencia emocional, características del niño, niña y adolescente hospitalizado, terapia del luto entre otros.

Apoyo humanitario

La Unidad del voluntariado cuenta además con un ropero, que ayuda tanto a niños como a padres de escasos recursos, se suministra en la medida de lo posible los artículos de primera necesidad, pañales, utensilios de aseo personal entre otros, así mismo se realizan actividades diarias de autogestión que nos permite contar con un fondo destinado a cubrir las necesidades de alimentación y transporte para los padres de los pacientes de domicilio lejano.

Actividades de Danzas y Expresión corporal

Distintas agrupaciones de danza presentan sus manifestaciones en diferentes espacios del hospital, con regularidad. Hemos sido sede en dos ocasiones del Festival Nacional de Danzas Alí Primera y el Festival de Danza de los países latinoamericano y del Caribe. Además se dictan sesiones de expresión corporal a través de la música.

Videoteca

Contamos con una colección de más de 200 películas infantiles, las cuales se facilitan diariamente a nuestros pacientes, el hospital cuenta en cada una de las habitaciones con un VHS para su disfrute.

Actividades Deportivas

En las áreas al aire libre se organizan actividades deportivas como torneos de football, baseball entre otras.

Información incorporada el: 01-02-2007


Hospital General de T
Dirección:
Carrera 6, ebtre calles 12 y 13, Táriba, Municipio Cárdenas, San Cristobal, Estado Táchira.
Nombre del Aula:
Aula Hospitalaria Maestro Simón Rodríguez. Pediatría 1er piso.
Personal:
La información del Aula fue suministrada por la Profesora Damaris Roa, quien es docente de la misma.
Promedio de atención de niños:
Años de funcionamiento :
Fundada en el 2008
Contactos:
Profesora Damaris Roa 0416-837.19.11
Teléfonos del Hospital 0276-394.34.22 y 394.03.57
Otros Datos de interés:

El Aula del Hospital General de Táriba fue inaugurada a mediados del 2008. Está adscrita a la Zona Educativa del Estado Táchira. Su Docente, Damaris Roa, es Licenciada en Educación Especial, mención Dificultades del Aprendizaje.


Niños trabajando en el Aula Dr. Marcos Labrador con la Profesora Damaris
Inauguración del Aula Maestro Simón
Información incorporada el: 03-02-2009


Hospital Universitario Jos
Dirección:
Avenida Lucio Oquendo, Dirección de Docencia del Hospital Central. San Cristóbal, Municipio La Concordia, Estado Táchira
Nombre del Aula:
Mundo Forjari. Dirección de Educáción del Hospital y Zona Educativa del Estado
Personal:
Coordinador General:
Dr Marco A Labrador R

Coordinador Docente:

Lic Educ Yuderkys Reyes

Participantes:
Dos docentes auxiliares
Voluntarios Programa de Risoterapia
Voluntarios Programa de Valores
Estudiantes Bachillerato cumpliendo Artículo 47
Estudiantes Universitarios en Servicio Voluntario
Promedio de atención de niños:
80 diarios en dos Alas de Hospitalización. Trabajo de lunes a viernes
Años de funcionamiento :
Funciona, aproximadamente, desde el año 1980
Contactos:

Teléfono: 0276- 3478224 (Dirección Hospital) - 3433817 (Residencial)
Correo Electrónico: aulaforjarivene@yahoo.es

Otros Datos de interés:

Dependencia de Docentes: Zona Educativa Táchira
Ministerio del Poder Popular para Educación
Organismos subsidiantes: Fundación Banfoandes (Banca Privada)
Fundación del Niño del Estado Táchira (Gobierno)
Zona Educativa del Estado Táchira (Gobierno)


TRES EPOCAS, TRES VISIONES.

Autor. Dr Marco A Labrador R,

Medico Pediatra, Director de Docencia. Co-Fundador del Aula Hospitalaria.

Hospital Central De San Cristóbal, Estado Táchira

Mail: marcolr3@yahoo.es

PRIMERA EPOCA: VISION LUDICA.

Entre los años 1973 y 1976 el Departamento de Puericultura y Pediatría del Hospital Central de San Cristóbal recibía a cinco Médicos Residentes que a la larga se habrían de convertirse, cuatro de ellos, en los primeros Especialistas en Pediatría egresados de dicho Hospital. Tal acontecimiento ocurrió el 10 de marzo de 1977, coincidiendo con la celebración nacional del Día del Médico.

Los entonces jóvenes cursantes, llenos del entusiasmo y la energía propios de quien experimentan la contagiosa creatividad de los procesos en construcción, fueron los pioneros de la especialidad en el Táchira. No solo tuvieron tiempo para dedicarlo a la atención de las enfermedades de los pacientes hospitalizados. También se atrevieron a pensar en el impacto psico-somático que las estancias hospitalarias usualmente prolongadas podrían producir en el niño y la familia. Razonaban y concluían que al lado de la bacteria, del parásito o del virus, se acunaba el espectro de la desnutrición haciendo más lenta y complicada la recuperación del infante.

Era una época en la cual, tanto las políticas de salud nacionales como las normas del Hospital y del Departamento, prohibían la permanencia de la madre y/o de los familiares acompañando al paciente. Se habían establecido horarios rígidos de visita solo una vez al día. Los niños pacientes, los niños sufrientes, permanecían largas horas sin más contacto humano que el ofrecido por el personal de salud y los otros niños, compañeros de infortunio. La mayoría de ellos, la más de las veces, cual prisionero aislado por los barrotes de las barandas de sus propias cunas y camas.

Era un terreno propicio para la aparición del Síndrome de Hospitalismo descrito por R. Spitz en 1958. En efecto, este investigador se había abocado al estudio de niños que vivían en instituciones que contaban con adecuados cuidados físicos, pero con serias carencias en lo referido a cuidados maternos. Pasivos por completo, los niños permanecían tendidos sobre la cama con una expresión particular en sus rostros. Aparecían perturbaciones motoras, la coordinación ocular se mostraba defectuosa, se observaban ciertos movimientos extraños en los dedos.  De los 91 casos que estudió, el 37,5% habían muerto antes cumplirse el segundo año. De 21 de aquellos 91 niños, seguidos hasta los cuatro años de edad, pudo comprobar que veinte estaban imposibilitados de vestirse solos, quince no habían logrado incorporar los hábitos higiénicos de manera completa, seis de ellos no controlaban sus esfínteres, seis no podían pronunciar ninguna palabra y solo cinco tenían un vocabulario compuesto de dos palabras, mientras que sólo uno de ellos podía construir algunas frases.

Ante tal panorama, los pioneros Doctores Rosa Ardila de Granados, Cesar Omar Pérez Angulo, Jesús Mora Coronado y Marco A Labrador R, expresaron su preocupación al entonces Jefe del departamento, Dr. Alberto J Serrano Galaviz, Padre la de Pediatría Regional. Consiguieron ser oídos y apoyados de tal manera, que se acordó diseñar un programa de juegos y recreación. Las estrategias se diseñaron para ser empleadas en aquellas horas durante las cuales no eran visitados por los médicos y enfermeras tratantes. Dada la vecindad de ambientes, se logró ubicar un espacio en el Ala Sur del Piso 11 del Hospital. La amplitud del espacio permitió disponer de dos tandas de columpios, una rueda giratoria, triciclos y bicicletas, a donde eran llevados los más grandecitos por la Trabajadora Social , la Secretaria del Departamento y alguna que otra madre que estuviese de visita en el área de hospitalización.

El único propósito de dicha actividad era proporcionar momentos para el juego. Evidentemente que solo podían disfrutarlo aquellos niños que pudieran ser autónomos en su desenvolvimiento, quedando privados aquellos que debían guardar reposo indicado u obligado, así como los menores de uno o dos años de edad. No había una planificación ni objetivos diferentes que cumplir. En ese espacio empezó a celebrase el día de la madre, del día del padre, la fiesta de navidad, el día de la enfermera, del medico, de trabajo social entre otros, no necesariamente en compañía de los pacientes hospitalizados.

La creciente demanda de los servicios hospitalarios y el incremento de la complejidad de la organización Departamental con la incorporación del Diseño Curricular Universitario del Postgrado de Puericultura y Pediatría, fue restando tiempo y oportunidades de acompañamiento a los niños hasta el “parque de Pediatría”. En poco tiempo el otrora bullicioso espacio de esparcimiento se fue tornando silencioso depósito de archivos muertos y repuestos para ascensores.

SEGUNDA ÉPOCA: EDUCACIÓN FAMILIAR PARA LA SALUD

Por disposición del Ministerio de Educación ingresa al Hospital el Programa Familia, destinado a dar cumplimiento a una nueva política del Ministerio de Educación y del Ministerio de la Familia. Se quería apoyar a la familia en los Centros Hospitalarios, sobre todo a la mujer embarazada y al lactante. El programa venía a ser ejecutado por Docentes previamente capacitadas para el acompañamiento de la mujer en edad reproductiva, tomándola desde la preparación para el embarazo, el embarazo, la preparación para el parto y el puerperio, incluyendo el apoyo, fomento y acompañamiento en la practica de la lactancia materna exclusiva.

Correspondió al Dr. José Camero Ávila como el nuevo Jefe del Departamento la autorización para el ingreso del Programa al Hospital. Sus primeras Coordinadoras fueron las Docentes Ana Casanova y Marina Casanova, quienes procedieron a incorporar a dos especialistas en Educación Pre-escolar. Trabajando estrechamente con el Departamento de Trabajo y Promoción Social, delinearon dos líneas de acción perfectamente definidas.

Por una parte se abocaron a la Educación para la Salud destinada a madres, padres y responsables de los niños, mediante charlas distribuidas en tres momentos a los largo del día. Afortunadamente, para el éxito de esta programación de charlas, el Departamento adoptó el Programa de Madre Acompañante las 24 horas del día, lo cual marcó un hito histórico en la política de prestación de servicios en el Hospital. Esta circunstancia permitió que los padres y cuidadores tuviesen acceso permanente a la información acerca del proceso de enfermedad, recuperación y complicaciones presentes en sus hijos. Uno de los logros colaterales fue la incorporación al equipo de “charlistas” a los médicos Residentes del PostGrado de Pediatría, Especialistas, Enfermeras y pasantes de la carrera de medicina de la ULA.

Aquel privilegio fue asumido como un “respeto” a los derechos del niño, lo cual sería consagrado muchos años mas tarde en la Ley Orgánica de Protección al Niño, Niña y Adolescente, como uno de sus Derechos.

La segunda línea de acción se convirtió en un cambio importante en la manera de brindar atención al niño hospitalizado, la cual empezó a dársele de manera individualizada y directa en la cuna o cama de hospitalización. El apoyo dado al niño hospitalizado se centraba casi exclusivamente en la provisión de juguetes lavables, plantillas para colorear y cuentos plastificados. Las características impuestas a los materiales mencionados ya evidenciaban una toma de conciencia acerca de las posibilidades de transmisión intra-hospitalaria de infecciones o enfermedades a través de los mismos, actuando como verdaderos fomites.

Otro avance importante fue la invitación a participar e involucrar a las madres acompañantes en el acompañamiento de los juegos, coloreo y lecturas de los cuentos. Esta asistencia mantuvo un marcado tinte caritativo-asistencial, fundamentada mas en principios de solidaridad y humanitarismo que en una practica docente debidamente pautada, conducida, supervisada y evaluada desde el Ministerio de Educación.

Un año más tarde, 1980, se asignó un espacio físico en el Área de Hospitalización para concentrar las actividades docentes grupales, siendo ésta la semilla tangible del Aula Hospitalaria de nuestra Institución, cuya dotación empezó a formar parte de los presupuestos del Ministerio de Educación y del Programa Proyecto Familia.

Aun cuando el Proyecto Familia estuvo presente en todos los establecimientos de salud del Estado Táchira, solo el Hospital Central consolidó un Aula Hospitalaria que era denominada como el “pre-escolar no formal del Hospital”.

Años más tarde este Programa fue eliminado y todas sus Docentes fueron regresadas a las escuelas. No obstante, el Departamento de Pediatría hizo una amplia exposición de motivos para solicitar la permanencia de las asignadas al Hospital Central, lo cual fue logrado bajo la figura de Comisión de Servicios luego de haberlas asignado al Pre-Escolar Arco Iris que funciona dentro de los terrenos del Hospital para los hijos del personal de la Corporación de Salud.

Tres hechos significativos quedaron como saldo de aquella segunda época: la implantación del Programa de Madre Acompañante, la incorporación de la Educación para la Salud a las mujeres gestantes y lactantes y, finalmente, el Aula Hospitalaria del Pre-escolar no formal del Hospital Central, la cual mantuvo su mismo formato hasta 1998 cuando comienza la tercera etapa.

TERCERA ETAPA: ATENCIÓN INTEGRAL Y PARTICIPACIÓN COMUNITARIA .

Con el advenimiento de la Quinta Republica , la promulgación de la Constitución de 1999 y la aprobación de nuevas Leyes, aparecen políticas novedosas para la prestación de los servicios de educación y salud, priorizando a los sectores vulnerables dentro de los usuarios: niños y adulto mayor. Se han establecido claramente los principios de inter-sectorialidad y trans-sectorialidad para el desarrollo de las políticas. La comunidad de usuarios pueden ejercer su derecho y el deber de la participación en la gestión de salud y duración bajo el principio de la corresponsabilidad.

Las nuevas de tareas de incorporación de estos nuevos lineamientos coinciden con la renovación del personal de docentes. Dos nuevas e inexpertas docentes en el área ingresan como una suerte de material nuevo, maleable, permeable a las nuevas orientaciones y con muchas ganas de aprender. Ello facilitó la tarea de adaptar las experiencias obtenidas a la reciente Conceptualizacion y Política de la Atención Educativa de las Personas con Impedimentos Físicos, del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, Dirección de Educación Especial (1998). En dicho documento se establece que “el modelo de atención educativa integral de la persona con limitaciones físico motoras es integral, continuo, permanente, sistemático y articulado con los diferentes subsistemas del Sistema Educativo Bolivariano, a fin de garantizar el ingreso, prosecución y culminación escolar de los educandos” Para ello ha definido los Servicios de Educación Especial Anexos a Hospitales.

Del mismo modo ha establecido dos modalidades para la atención de esta población con necesidades educativas en condiciones especiales. La primera se refiere a la atención directa a la población que se encuentra hospitalizada pero de manera articulada con el plantel de procedencia del estudiante, procurando garantizarles el inicio escolar a aquellos que no estuviesen escolarizados. La segunda modalidad se define como un Servicio de Apoyo que busca establecer una relación directa, por la vía convencional o no convencional, con aquellas instituciones de donde proviene la persona hospitalizada.

En este sentido se obtuvo una carta aval de parte de la Zona Educativa con la cual se acompaña el informe redactado por la Docente del Aula Hospitalaria para la institución escolar de procedencia, informando acerca de los objetivos educacionales cumplidos durante la hospitalización de tal manera que pueda acceder a la prosecución sin contratiempo alguno. Para que ello fuese posible, la Dirección de Investigación, Docencia y Extensión del Hospital ha asumido institucionalmente la responsabilidad del Aula, comprometiéndose con al Ministerio de Educación a cumplir los lineamientos establecidos para su funcionamiento, pero sin abandonar los otros componentes construidos hasta la fecha tales como: Programa de Madre Acompañante, Programa Arte y Salud, Programa de Risoterapia, Programa de Valores Humanos en jóvenes, Investigación y Construcción de nuevos Saberes.
Información incorporada el: 01-02-2007


 
   
 
Diseño Gráfico: Liliana Costa - Desarrollo Web: Alejandro Del Mar